domingo, 3 de marzo de 2019

Novedades marzo 2019

Buenas tardes soñadores,

Hoy os traigo una sección que hacía mucho que no realizaba y que a veces creo que viene bien para descubrir otros autores o libros que llegarán en breves a nuestras librerías.

Y es que el mes de marzo viene bien cargadito de novedades literarias, seguramente muchos ya estén o hayan hecho sus listas infinitas de con cuántos libros se harán este mes. Son demasiados los autores que publican sus historias y como buenos lectores el ansia viva nos puede.

Para hacerlo de manera un tanto diferente, solo os enseñaré aquellos que me han llamado la atención, ya sea por su portada o por su sinopsis y de los cuales estoy deseando hacerme con ellos. ¡Así que aquí os los dejo!















¿Cuáles son los que vosotros más estáis deseando leer?


martes, 19 de febrero de 2019

Reseña: Joder si te quise


Buenas tardes soñadores,

Hoy os traigo una nueva reseña al blog. Y tengo que decir que estas semanas me han cundido bastante con mis lecturas, al menos poco a poco voy remontando la idea de leer más que en meses anteriores.

Pero en esta ocasión la decisión de que reseña traeros estaba clara. Uno de los lanzamientos más esperados de febrero y es que a pesar de no ser una autora altamente conocida, poco a poco se va haciendo un hueco entre mis estanterías. Os estoy hablando de lo nuevo de Elsa García, la serie Somos Agua, que empieza su primer libro con Joder si te quise.  

¿Qué es lo que podemos encontrar en esta nueva serie? ¿Será igual de adictiva que los anteriores libros de esta autora? Si no sabéis muy bien que es lo que es lo que os espera… entonces seguid leyendo.



Joder si te quise, no es solo una novela romántica en donde chico conoce a chica y se produce ese flechazo que a todos nos deja con la boca abierta, no, esta historia es mucho más que eso, son unos personajes vivos, llenos de dificultades y problemas como la vida misma, pero que ante todo enfrentan esos obstáculos con la mayor de las valentías.

Hana es nuestra protagonista principal, una joven con ganas de descubrirse a sí misma, de conocer y ser conocida, de reír, llorar y todo aquello que un adolescente desearía, pero sobre todo, de no querer perderse, de no diluirse en un ambiente que acabará ahogándola poco a poco y a veces sin tener muy claro dónde está la luz. Pero no todo en la vida de Hana es oscuridad.

Su vida dará un cambio cuando ella se traslade a Madrid para empezar la carrera y es que a veces el destino pone en su lugar a aquellas personas que más necesitamos, por lo que la de Hana no podía ser de otra manera y en ella aparecerán Víctor y Gabriel, dos chicos a cual más diferente entre sí, pero con un sentimiento en común, cuidar a Hana.




Pero lo que al principio empieza como una amistad poco a poco, los sentimientos irán tomando otros caminos que en ocasión le serán difíciles de ocultar e incluso de evitar. Ese tira y afloja que hace que como lectores estemos expectantes de las decisiones que van tomando los personajes.

La historia avanza de tal manera que nos deja conocer a todos y cada uno de los tres personajes e incluso en algunos capítulos podremos descubrir que están escritos en primera persona por ellos, haciendo que nos metamos de lleno en sus cabezas y sobre todo en sus corazones. Creo que como lectores este aspecto es fundamental para poder conseguir que nos metamos de llena en la historia y que empaticemos más con los personajes. De igual manera sucede con los personajes secundarios que a pesar de no aparecer de una manera tan destacada, sabremos de su implicación con los personajes principales gracias a la visión que nos da la autora de a tres bandas.

Otro aspecto a destacar, es en sí la trama de la historia en donde la autora tratará el tema de la anorexia, nos hace ver que se ha documentado respecto al tema, que ha investigado, consiguiendo con ello que como lectores tengamos una visión realista de una enfermedad que ataca a miles de personas. Habrá momentos en la novela que harán que los pelos se nos pongan de punta debido a la seriedad de la situación, así como el demostrarnos que con constancia y fuerza de voluntad de todo se puede salir.

Elsa García nos ha vuelto a sorprender con una historia nada convencional, distinta a lo que hoy en día podemos encontrar en el ámbito de la novela romántica, quizás ese nuevo aire, el llevar una trama por otros lares ha hecho de ella que sea totalmente adictiva.

Y que deciros del final, ¿previsible? Puede ser, ¿pero el cómo acaba y el por qué? No creo. Pero para mí ha sido especial, decisivo, con esas frases que hacen que hacen que el corazón se salte un latido por la emoción del momento.


Joder si te quise, es en sí una novela divertida, llena de amor, con sus altibajos y sobre todo con un mensaje claro. ¡Es ahora tiempo de que lo que descubráis vosotros!

miércoles, 9 de enero de 2019

Reseña: Maldito Síndrome de Estocolmo

Buenas tardes soñadores,


Hoy os traigo una nueva reseña y es que las navidades han dado mucho de sí, he podido aprovechar estos días de vacaciones para sumergirme en nuevas lecturas y ponerme al día con otras que tenía atrasadas, que por tiempo me había sido imposible comenzarlas.


En este caso mi primera elección no fue otra que una novela romántica, para ser más específicos, la primera parte de una historia que ha acabado cautivándome de principio a fin. Os invito a que me acompañéis a conocer a un sueco de lo más intransigente y a una mujer dispuesta a no ponerle las cosas fáciles.




Maldito síndrome de Estocolmo es la primera novela de Carmen Sereno publicada bajo el sello Chic en el mes de octubre del 2018. Actualmente nos encontramos a la espera de su segunda parte, por los que aquellos que seáis fans de no empezar una historia hasta tener ambas partes, os aconsejo que esperéis un poco o el ansia puede acabar con vosotros, aunque sí deciros que su publicación se espera para este año. Aunque por ahora metámonos en lo que nos interesa, en por qué me gustaría que le dierais una oportunidad a esta novela.


Desde el principio viviremos esta historia desde la perspectiva de Ana Luna, nuestra protagonista, quien empezará a trabajar en Farmacéuticas Grau y se encargará de llevar de manera exhaustiva las estrategias marcadas por la propia empresa, durante su recorrido en esta farmacéutica acabará descubriendo y destapando información que podría comprometer a la empresa, haciendo que ella misma se plantee en donde está trabajando. Dentro de este mundo empresarial, Ana tendrá el “gusto” (guiño, guiño) de trabajar para Eric Grau, un hombre rígido, estricto y poco flexible, que parece no poder relajarse en ningún aspecto de sus vida y que no entiende muy bien si Ana Luna trabaja para hacer su trabajo o en su defecto para sacarle de quicio día sí y día también. La tensión se palpa en el ambiente desde el minuto cero.


Ambos intentarán llevar su relación de la mejor manera posible, pero es que Ana es mucha Ana y para qué engañarnos a Eric le encanta que a su vida le echen un poco sabooooor (muy a lo master chef). Ese tira y afloja nos hará vivir momentos divertidos, otros desesperantes e incluso algunos en lo que se nos encogerá el corazón por la forma en la que se precipitarán acontecimientos.




A pesar de que quizás el romance surge demasiado rápido, creo que es ahí en donde reside la esencia de la novela, ese síndrome de estocolmo que hará que ambos se atraigan y es que como dicen por ahí, al final los polos opuestos.... Sí tengo que decir que en algunas escenas me hubiera gustado que sucedieran algo más despacio, pudiendo disfrutar aún más el momento y que a muchos secretos que ambos esconden y que parecen no querer desvelarnos, aunque si uno lee entre líneas se puede imaginar ciertas cosas.


Creo que otro punto muy a favor de esta novela son los personajes secundarios, quienes darán vidilla y a su vez liaran las cosas de tal manera que precipitarán un final nada esperado y es ahí cuando uno no podrá evitar decir ¡NECESITO LA CONTINUACIÓN!



Maldito síndrome de Estocolmo es una novela romántica, con el tópico de jefe - empleada, pero con un final inesperado que hará que como lectores la historia se nos haga adictiva.


miércoles, 19 de diciembre de 2018

Reseña: No es amor, es diciembre

Buenas tardes soñadores,

Hoy os traigo una nueva reseña de un libro autoconclusivo que me compré sin saber muy bien que esperar, fue más adelante cuando me di cuenta de que había empezado la historia al revés… A veces el ansia viva me puede y con ello ¡Sorpresa, te has saltado la primera parte! A pesar de ello lo devoré y me centré sobre todo en esta secuela, dejando la historia principal, la saga de Sara Summers, para más adelante, porque es obvio que me acabaré haciéndome con ella.



No es amor, es diciembre está escrito por Sara Herrero, es un libro auto publicado que salió en el mes de noviembre y desde que salió ha generado tal revuelo que su protagonista Adam ha sido de lo más aclamado por ese toque canalla y a la vez dulce. Quizás porque muchas de las personas que lo leyeron habían previamente leído la saga de Sara Summers y ya conocían al personaje, sus salidas de tiesto y más o menos su personalidad pero en mi caso andaba en tierra de nadie.

La historia comienza de la manera más macarra y divertida que os podáis imaginar. Ariadna es una española que se ha mudado hace poco a Escocia por trabajo, es química, vive con dos amigas, que la meten en más de un lío y un dato curioso que de primeras nos chocará bastante es que odia la música, todo lo contrario a Adam, abogado y que a pesar de tener un pasado turbulento, para él la música es su vía de escape.



El destino que es muy capricho, hará que ambos comiencen a coincidir en muchos sitios y de maneras muy distintas, ofreciéndonos encontronazos divertidos, tiernos y en ocasiones algunos muy tensos que harán que se nos pongan los pelos de punta. Veremos como la relación entre ambos se va fraguando a fuego lento y esto como lectores es todo una maravilla, descubrir poco a poco los sentimientos que despiertan el uno en el otro.

Junto a ellos también se encontraran esos personajes secundarios que acaban dando momentos únicos, como los hermanos de Ariadna, con quienes tendremos conversaciones de WhatsApp tronchantes o lo amigos de Adam quienes no saben más que dar consejos de lo más extraños. Pero todos ellos hacen de esta novela tan especial en donde la música será una parte fundamental. Con esto último viviremos una escena épica y es que… ¡Veremos a Gary (TLMD) en acción!


A pesar de ser una novela predecible, el final es de lo que te dejan casi con lágrimas en los ojos, por lo que creo que hacen que esta historia sea aún más especial. Es por así decirlo una catarsis sobre todo de Adam, conociendo finalmente que es lo que guarda su corazón.  

Si aún no lo habéis tenido la oportunidad de inmiscuiros en los mundos de Susana o bien podéis empezar por la saga Sara Summers o en su defecto directamente por esta novela, ya que ambas son independientes.

No es amor, es diciembre es una novela romántica en donde la música es uno de los temas principales dejándonos momentos que harán que nos quedemos con una sonrisa en los labios.



jueves, 13 de diciembre de 2018

RESEÑA: El verano que aprendimos a volar


Buenas tardes soñadores,

Hoy os traigo una nueva reseña, en este caso me he decantado por trasladaros al verano y creo que nada mejor después de los días de frío y lluvia que ser acercan.

Este libro lo conseguí en la presentación de su segunda parte, sí, lo sé, voy con retraso, pero que le vamos hacer. ¡Así que vamos allá!



El verano que aprendimos a volar es el primer libro de la autora Silvia Sancho, publicado el año pasado por Phoebe Romántica y que comentaros también que ya cuenta con una secuela, La locura de saltar contigo, pero ese será otra reseña.

La historia que nos plantea su autora está lleno de todas esas cosas que uno puede esperar en el verano de su vida: amor, amistad, trabajo y sobre todo muchos líos y malentendidos; básicamente un verano lleno de emociones y sentimientos.

Lara y Asier serán quienes nos proporcionen todos esos altibajos, ellos son nuestros protagonistas principales, que junto con el resto del elenco harán que esta novela sea totalmente adictiva para los amantes de la literatura romántica. Nuestra historia comienza con un día soleado de verano en la sierra de Madrid, para ser más específicos en un camping, es ahí donde Lara comenzará a trabajar como recepcionista y en donde vivirá su primer encontronazo con Asier, el monitor de tenis. La relación que ambos comienzan como amigos siempre está llena de chascarrillos, indirectas que a veces son muy directas, comentarios subidos de tono y un sinfín de juegos de palabras que como lectores hará que en ocasiones no podamos evitar reírnos.



Junto a ellos viviremos el inicio, nudo y desenlace de un amor de verano y es que a veces las cargas del pasado marcan el presente de una manera determinante. La falta de confianza en uno mismo les hará pasar momentos críticos, desequilibrios y malentendidos, situaciones de tensión en las que se nos encogerá el corazón por la intensidad del momento.

Pero no solo debemos centrarnos en los protagonistas, porque para mí, aparte de la trama de la historia y sus personajes principales, creo que es muy importante el resto de elenco que acompañan a estos. Adorar a los secundarios es decir poco. Quizás si tuviera que elegir entre uno de ellos, creo que sin duda es Natalie, la alocada y divertida de Nat, profunda cuando quiere en sus conversaciones y con un corazón que vale mil (no se nota que estoy deseando leer La locura de saltar contigo), ella será el principal apoyo de Asier y Lara y en ocasiones la compinche de uno de ellos.

Y por supuesto, no podía faltar que os hablara sobre el final, no os voy a engañar, es predecible y creo que incluso si hubiera sido de otra manera no me hubiera gustado tanto como lo ha hecho. El desenlace de la novela me ha encantado, esperaba el final, pero no de esa manera, ha sido muy al estilo traca final ¡Cohetes artificiales!

El verano que aprendimos volar es una libro  autoconclusivo, lleno de humor y amor, con esa parte salvaje que hace que te quedes pegado a sus páginas.  

Con que más puedes soñar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...