miércoles, 12 de mayo de 2021

Reseña "Me llamo Maddie"



 







Un hombre con miedo a sentir. Una mujer que huye de sí misma. A Madison le encanta disfrutar del orden y la seguridad que imperan en su vida. Hasta que una cita a ciegas la lleva a conocer a Gabriel O’Sullivan, un exbombero de sonrisa irresistible y ternura a raudales cuya inesperada propuesta pondrá su lista de prioridades patas arriba. Gabriel se siente satisfecho con su caótica rutina como monitor de delfinoterapia. Pero Madison irrumpe en ella para demostrarle que tiene un corazón capaz de volver a latir por alguien con un pasado tan complicado como el suyo. A veces, la vida te ofrece una oportunidad para la que no estás preparado. A veces, el destino se encarga de que todo encaje.



Hoy os traigo lo último publicado por Elena Garquin que salió el pasado mes de abril y tengo que decir que lo he disfrutado mucho, a pesar de no saber qué me iba a encontrar, pero con solo una idea clara en la mente, que estaba enamorada de su portada. Anteriormente había leído ya otras novelas de esta autora, por lo que conocía su forma de escribir, y la verdad es que ha sido un placer volver a leerla, desde aquí mil gracias por dejarme leerte.
Me llamo Maddie es una novela romántica autoconclusiva, en donde su autora nos dejará vivir de primera mano con sus protagonistas todas sus aventuras y desventuras, una historia que por momentos ha sido dura y otras en las que el amor me salía a borbotones.
Madison y Gabriel son dos personajes llenos de matices, profundos, con un pasado que no les ha tratado bien y ahora tras huir de él, deben enfrentar una vida, lejos de todo lo conocían y todos los que querían. Ambos se conocerán de una manera sencilla, y quizás eso es lo que más me ha gustado, que la relación ha surgido de forma natural, una red social de ligues y unas cuantas conversaciones, nos catapultarán una cita en el restaurante en donde trabaja Madison. Desde ese primer cara a cara, surge la chispa, un reconocimiento entre ambos que no les dejará indiferentes, lo que hará tambelarse sobre sus cimientos a Madison, y que a Gabriel le entren más ganas de conocer a Madison.
A pesar de que a simple vista Madison pueda parecer un personaje débil, creo que es todo lo contrario, pues esa fuerza que ella tiene para sacar adelante a sus dos hijos es tremenda, por no hablar del misterio que la envuelve en sí, ¿por qué ha huido de su casa? ¿Qué es lo que teme? Iba viendo que la historia podría ir encaminándose a un posible maltrato por parte de su marido o exmarido, pero desde luego no esperaba todo como sucedió y menos todo lo que escondía en su interior, a todo lo que había tenido que renunciar por sobrevivir.
En el caso de Gabriel es quizás el simple sentimiento de culpa el que le hace huir y refugiarse en su nuevo trabajo, en buscar una escapatoria con la que paliar esas pesadillas recurrentes en las que se levanta sin saber muy bien si lo que vive es real o solo es su subconsciente jugando con él. Por lo que en el momento en el que conoce a Madison es como si encontrara un remanso de paz, tanto es así que no duda en ir a por todas con ella. Y que momentazos nos deja, desde esa ternura que nos ofrece a la hora de tratar a los hijos de ella, hasta risas aseguradas por sus continuas bromas.
Tampoco querría olvidarme de sus personajes secundarios, quienes también son geniales, sobre todo adoré a ese mexicano por su forma de ser, quizás a veces se pasé, pero es que para mí es puro amor, es ese refugio que todo el mundo buscamos y que, junto con su mujer, la mejor amiga de Madison, son un combo excepcional. Aunque no solo conoceremos a esos personajes que quizás estén más cerca de Madison, sino también a los de Gabriel, y desde luego esos capítulos no fueron sencillos, creo que fueron más complicados de los que un principio me creí, y es que tanto Gab como su hermano han pasado momentos muy difíciles tras el incendio, algo que como fui descubriendo poco a poco siempre dejará una huella imborrable en sus vidas.
La historia está llena de subidas y bajadas, de momentos críticos, y otros en los que el amor, la amistad y la familia son pilares tan importantes que harán tambalear los cimientos de nuestros protagonistas e incluso de las personas de su alrededor. Es un placer leer a esta autora porque su forma de narrar es tan sencilla y a la vez compleja, quizás sea una contradicción, pero es que hace poco a poco te vaya metiendo en la trama de la historia, de una manera lenta, para luego darte cuenta de que no todo es tan simple como en un principio uno se pensaba. He acabado adorando a sus personajes y su historia y no tengo dudas ninguna de que será una de estas historias que recuerde con mucho cariño.
Si aún no habéis leído nada sobre esta autora os animo a todos a hacerlo, os puedo decir con seguridad que acabaréis rendidos a sus personajes.

jueves, 4 de febrero de 2021

Reseña "El duque de Manhattan"


 






¿Soy miembro de la aristocracia británica, pero he hecho mi fortuna en Manhattan. Nueva York es ahora mi reino. En Inglaterra, mi familia se pelea por quién será el próximo duque de Fairfax. La tradición dicta que sería yo… si estuviera casado. Pero el título no compensa el pasar por el altar. No soy un hombre de una sola mujer. O eso pensaba hasta que mi mundo se puso patas arriba. Ahora, la única manera de salvar el imperio que he levantado es heredar el título que nunca quise…, así que tengo que encontrar una esposa. Para olvidarme de todo, solo necesito una noche de placer con una extraña. La melena de Scarlett King sobre mi cuerpo mientras se inclina sobre mí… El roce de sus uñas en mi pecho mientras grita mi nombre… Sus dientes en mi hombro cuando ambos llegamos al límite del placer… Todo eso me ayuda a olvidar. Pero no estaba preparado para encontrarme al día siguiente con mi rollo de una noche sentada a la mesa de la sala de juntas. Puede que sea mi última conquista, pero tengo la sensación de que Scarlett King podría conquistarme a mí. 



Hoy os traigo la última novedad publicada por la editorial Phoebe Romántica en el mes enero y en este caso se trata de la tercera entrega de The Royals Collection, una serie de libros en donde el emprendimiento empresarial y el romance se mezclan para traernos historias llenas de emociones y sentimientos.

El duque de Manhattan es quizá la novela que más me ha gustado de esta serie y todo gracias a sus personajes, Ryder y Scarlett. Ninguno de los dos sabe sobre la vida del otro hasta que se verán catapultados a un futuro en el que tendrán que compartir sus vidas, porque ambos están a punto de perder todo lo que quieren, él su empresa si no se casa y hereda el ducado de la familia, y ella, su pequeña empresa, esa empresa que le ha aportado tantas cosas desde el divorcio. Unidos por una noche de placer en la que pensaban que todo se quedaría ahí, lo que menos se esperaban era encontrarse de nuevo en una sala de juntas, y lo mejor de todo, con la solución de sus problemas en las manos del otro.



Dispuestos a todo ambos, se embarcarán en una aventura que les cambiará la vida para siempre, y es que conforme vayamos avanzando en la novela, aparte de ir viendo su evolución, nos encontraremos viendo cómo se va desdibujando esa delgada línea de lo que está y no está en el contrato previamente pactado. Con Scarlett iremos viendo como poco a poco va quedando atrás esa mujer insegura, y descubriremos a la verdadera Scarlett, una mujer independiente, sofisticada y que tiene un corazón enorme, algo que no parará de destacar su hermana pequeña. Y con Ryder descubriremos que aparte de ser un mujeriego al que le encanta vivir la vida sin preocupaciones, tiene un punto muy tierno y familiar, y es que para él sus dos pilares en la vida son su abuelo y su hermana. Este último aspecto hará que Scarlett vislumbre el hombre que es realmente Ryder, a pesar de toda esa fachada de empresario, duque y vividor, y creo que en esto me ha pasado lo mismo que a ella, es totalmente imposible no enamorarse de Ryder, porque sin darte cuenta poco a poco te va ganando.
Aunque ya os digo que no todo será fácil y sencillo, en cuanto vayan apareciendo sentimientos, ambos se negarán a reconocerlos, llevándonos a escenas muy tensas, que a pesar de saber cómo todo acabará, nos dejarán cierto regusto amargo.
Otro aspecto que hacen que esta novela me haya gustado tanto, son sus personajes secundarios. La primera Violet, la hermana pequeña de Scarlett, su desparpajo y sus ganas de hacer revivir a esa hermana que conoció antes de su matrimonio, se ven impregnado en todas y cada una de las conversaciones que mantendrán. Después nos encontraremos también con Darcy, la hermana de Ryder, quien se encuentra en una situación muy delicada al ver que no puede heredar el ducado por ser mujer, a pesar de conocer al dedillo el lugar y las responsabilidades que conlleva. Ambas mujeres junto con el abuelo darán mucho juego a la historia y, de hecho, no dudarán en poner en más de un aprieto a ambos, cosa que me encanta.
Aunque no serán los únicos secundarios con lo que disfruté, sino que también volví a reencontrarme con los protagonistas de los libros anteriores, y ver cómo han evolucionado sus vidas.




Respecto a la ambientación de la novela, creo que ha sido totalmente diferente a lo que me tenían acostumbrada, y es que estaremos viajando entre Manhattan y la campiña inglesa, en donde encontraremos una enorme mansión al más puro estilo de Downton Abbey, y en donde nuestros protagonistas irán creando recuerdos decisivos para avanzar en su relación, como el momento de hacer frente a ese primo envidioso y su coqueta mujer.
La narración a dos voces es todo un acierto, y es que hacen que empatices más con el personaje, aparte de descubrir de primera mano todo lo que está sintiendo y pensando, es la narración a lo que nos tiene acostumbrada Louise Bay, sencilla y directa, con muchos diálogos. Es una lectura en sí que se lee rápido, adictiva y que como lectora amante de la romántica no me duro más que una tarde.
El duque de Manhattan es una historia en donde conoceremos a dos personajes que poco tienen en común, pero sí un objetivo claro, mantener lo que aman, un romance de alto voltaje y mucha complicidad. Os recomiendo mucho este tipo de novelas si lo que queréis es disfrutar de un viaje con una única dirección…

jueves, 28 de enero de 2021

Reseña "Reclutando almas: La guarida del león"


 






¿Tienes hambre? Cazas. ¿Tienes frío? Despellejas. ¿Me odias? Te jodes, querida. No tienes otra opción. Has entrado en ese callejón oscuro durante una noche de tormenta. Ya no tienes escapatoria. Él te ha encontrado y tu vida está a punto de cambiar para siempre. 




Hoy os traigo una nueva reseña al blog y en este caso me hace especial ilusión, porque es de una autora de la que hacía mucho que no leía nada y fue toda una sorpresa que el año pasado publicara esta novela de romance paranormal. La guarida del león es una novela autopublicada por Liah S. Queipo, es la primera entrega de la que será una trilogía y que espero con ansias su continuación, porque desde luego tras esta primera parte, y tengo muchas ganas de saber cómo continuará la historia. La historia comienza en una oscura calle, en donde nuestra protagonista acaba de salir de trabajar, y vuelve a casa tras una larga jornada, lo que menos se esperaba es que fuera atacada por ÉL, y alejada de todo cuando conocía. Tengo que decir que, con esta premisa, ya me fue imposible dejar de leerlo, había demasiados misterios a su alrededor y se iba poner mucho peor, pero no sabía cuánto más. Una cárcel que no parece una cárcel, un juego de supervivencia en donde solo pueden quedar los mejores y si con todo ello no fuera suficiente, la situación se complicará aún más cuando Hollie descubra el ser que guarda en su interior y que está más que dispuesto a enseñar sus garras de una manera inimaginable. Me ha encantado ir viendo la evolución de Hollie durante toda la novela, como con su temperamento y sus ganas de luchar, dará más de una lección a su equipo, en este caso liderado por Nick, un hombre acostumbrado a gustar y hacer lo que él manda. Pero quizás lo que no me esperaba y me ha sorprendido con creces ha sido el descubrir que toda esa gente que tienen encerrada en instalaciones de alta seguridad son cambiantes, persona que tiene la habilidad y el poder de cambiar su forma humana al animal que guardan en su interior y os puedo asegurar que no todos pertenecen a la misma especie, ¿por lo que pasaría si su corazón humano reclama a una persona y su corazón animal a otra? Esta solo será una de las muchas preguntas que irán rondando en la cabeza de Hollie, sobre todo cuando se descubra atraída por dos personas totalmente distintas. Aquí es donde tendremos servido nuestro triángulo amoroso, que nos hará dudar en muchos aspectos si Hollie será capaz de confiar y arriesgar su corazón, ya que puede perder más de lo que ella imaginaba, tendremos momentos muy tensión, otros llenos de acción y otros de los que nos pondrán contra la espada y la pared.



Pero no será la única que tenga un gran debate interno, sino que también lo viviremos con el resto de personajes secundarios, a los cuales he adorado, Nick, Raven, Charlie, Rai, Ben, Marie… Un elenco con el que disfrutado sobre todo porque me han parecido tan naturales son acciones y sentimientos, que he podido conectar con ellos, y creo personalmente que esto es uno de los aspectos más importantes cuando leemos. Amistad, amor y el concepto de familia será lo que creen fuertes lazos de unión entre este curioso grupo de cambiantes, con una única idea clara, nadie se queda por el camino, y ya os aseguro que, por ciertas escenas, estaba totalmente convencida de que nos tendríamos que despedir de más de uno de ellos. Pero a pesar de lo original de la historia, tengo que decir que conforme todo se iba desvelando y nos íbamos acercando al final me faltó algo más, creo que sucedieron escenas muy rápidas, sin dejar que todo se asentara o les diera tiempo a los personajes hacer frente todo lo que se les venía encima, y no me quedó muy claro con qué o quienes luchaban, demasiadas incógnitas que entiendo que su autora nos irá desvelando en las siguientes entregas y de las que solo hemos podido ver ciertas pinceladas en esta primera parte.



Me gusta mucho la pluma de esta autora, es fresca, original y se lee con suma facilidad, llena de diálogos que hacen que la narración fluya sola, aunque quizás lo que he echado de menos ha sido que respecto a su ambientación la autora se recreara un poco más, dándonos detalles de todo lo que sucedía alrededor de Hollie y del resto del elenco. ¿Y el final? ¡Y qué final! No me lo esperaba, a pesar del romance que surge del cual me hubiera gustado saber más y más, porque creo que ambos se complementan a las mil maravillas, no me imaginé que todo pudiera llegar a torcerse tanto y encontrarnos embarcados en una nueva travesía al rescate un cambiante. La guarida del león es una novela llena de acción, romance, seres paranormales y sobre todo mucha amistad, ¿estáis dispuesto a conocerles?

miércoles, 13 de enero de 2021

Reseña "La tentación de una caricia"


 






Kirkus Maximilian Burke, lord Dravenwood, siempre se ha comportado como un caballero perfecto y un hombre cabal, y se sentía orgulloso de ser la clase de prometido que toda madre querría para su hija. Pero cuando el canalla de su hermano le roba a la novia literalmente en el altar, Max decide que es más satisfactorio ser un juerguista que un gentilhombre. Obligado a huir de Londres después de un duelo, Max se refugia en Cadgwyck Manor, una mansión de su propiedad ubicada en la solitaria costa de Cornualles, un lugar tan salvaje y encabritado como su temperamento. Allí se encuentra con la hostilidad de los sirvientes, encabezados por su ama de llaves, la sensata e inflexible Anne Spencer, y también con el fantasma que, según la leyenda del lugar, acosa la derruida mansión. Pero, finalmente, no es Angelica, la Dama Blanca de Cadgwyck, quien empieza a poblar los febriles sueños de Max, sino la misma Anne, su mortal enemiga. 




¡Me encantan este tipo de novelas! Y en cuanto la vi en Amazon supe que quería leerla, aunque de lo que no me di cuenta hasta más tarde, fue que me compré la segunda parte de una serie llamada Burke Brothers. Aún así tengo que decir que apenas se habla sobre la trama del primer libro, ciertas pinceladas del por qué nuestro actual protagonista fue abandonado en el altar y un breve encuentro con los personajes de la primera entrega. La tentación en una caricia es una novela de carácter romántico, publicada bajo el sello de Titania y que podéis encontrar en todas la plataformas e incluso librerías. En esta segunda entrega nos cuenta la historia historia de Lord Dravenwood, un hombre que tras perder todo lo que tenía, a nivel sentimental y ser un paria por ello, huirá hasta a una de sus propiedades, la masion Cadgywyck Manor, la cual dicen las malas lenguas que está embrujada por la Dama Blanca. Aunque para mi lo más pintoresco de esta mansión no es el supuesto fantasma, sino sus sirvientes, quienes llevan años guardando un secreto de manera tan celosa que cuando la trama se vaya desarrollando iremos descubriendo que aquí hay gato encerrado.

Y en esta trama sus principales protagonistas jugarán a un juego al que no están dispuestos a perder. Lord Dravenwood lo primero que pensara al llegar es que es una casa en ruinas, pero lo que más le llamara la atención es su ama de llaves, Anne. Desde el primer momento entre ambos saltarán chispas, él por hacerse con el poder de la mansión y ella, junto con el resto de sirvientes, dispuesta a todo con tal de echarle de la casa. Una lucha de voluntades que nos dejarán grandes momentos de risas y otros llenos de tensión. Lo que al principio empezará como tira y afloja, poco a poco conforme los sentimientos vayan surgiendo irán derivando en algo más, aunque ninguno de los dos está dispuesto a volver a arriesgar sus corazones, y es que ambos, en el pasado han sufrido lo indecible por supuestos amores. Sé que es una novela romántica, pero quizás lo que más me ha gustado, no ha sido el romance entre ellos, que a pesar de estar muy bien desarrollado, a mi lo único que me interesaba era saber ese secreto que conforme iba avanzando en la trama era gritado a voces ¿quién es la Dama Blanca? Me ha encantado ver como Lord Dravenwood va atando cabos y se va dando cuenta de que los fantasmas son cosas de cuentos y leyendas, y que lo que realmente sucede en su casa es mucho más que eso, es una historia sobre los anteriores propietarios de la mansión, en donde la hija más joven se suicidó al descubrir la muerte de su hermano y la deshonra de haber sido mancillada.

Pero no solo tenemos ese misterio, sino también el de un supuesto tesoro escondido en la mansión y que todos y cada uno de los sirvientes ansían. Los líos, justificaciones, anécdotas y demás diálogos harán de la novela una auténtica delicia, a pesar de que ya os digo que lo que menos me interesaba de esta novela era el ámbito romántico, creo que conforme avanzaba perdía cierta fuerza y la ganaba el misterio que lo envolvía todo. Está tan bien hilada esa trama, que me ha hecho dudar de todos y cada uno de los sirvientes, porque desde luego no todos dicen cuánto saben y es que sus tapaderas son perfectas. Pero todo este suspense no sería perfecto si su autora no hubiera ido intercalando los pensamientos, escenas del pasado, leyendas… todo esa ambientación que han hecho que me metiera de lleno en la historia. Otro punto muy a su favor, es que los personajes secundarios tienen un peso muy importante en la novela, y es que no dudaron en armar más de un lio y poner contra las cuerdas a nuestros personajes principales. Y es que a más de uno, poco a poco, se le irá escapando la verdad, ya os digo que cuando la descubráis os sorprenderá. Con respecto al final es bastante predecible, aunque tengo que decir que el desenlace ha sido cuanto esperaba, tensión, drama, declaraciones… Un mix que nos dejará un buen sabor de boca. La tentación de una caricia es una novela llena de misterio, leyendas y una Dama Blanca que está dispuesta a todo con el fin de que su actual dueño desaparezca. Si os interesan las novelas de suspense con toques de época y romance, entonces no lo dudéis.

jueves, 7 de enero de 2021

Reseña "Fue un martes"


 









Nos conocimos un martes. Nos convertimos en amigos íntimos y luego en amantes un martes. Y todo acabó un martes… Había tres cosas de Charlotte Taylor cuando la conocí en la universidad que debéis saber: 1. Me odiaba. También afirmaba que yo era «un mandón imbécil con un ego enorme». (Tengo algo enorme, sí. Aunque no es mi ego). 2. Se tomaba las clases de refuerzo de Literatura que me tenía que dar demasiado en serio. 3. Era muy sexy… y virgen. Al menos, eso era antes de que las clases empezaran a durar más de lo que se suponía. Hasta que un beso inocente se transformó en cien besos profundos, y ella se convirtió en la primera mujer de la que me enamoré. Nuestro futuro juntos después de nuestra graduación universitaria lo teníamos claro: la liga profesional de fútbol americano para mí y la escuela de leyes para ella. Pero me dejó al final del semestre sin ninguna explicación, y desapareció completamente de mi vida. Hasta esta noche. Nos conocimos un martes. Nos convertimos en todo y luego en nada un martes. Y ahora, siete años después, en un martes… 




Hoy os traigo la reseña de una novela que aterriza hoy mismo en librerías, y es una de las primeras novedades del año por parte de la editorial Phoebe Romántica. Ya nos fueron adelantando ciertas cosillas sobre esta nueva novela de la aclamada Whitney G y tengo que decir que desde luego ha sido un buen empiece de año.
Fue un martes es la primera entrega de una serie llamada One Week, en donde conocemos a dos personajes que más diferentes no pueden ser, y creo que eso es uno de los grandes atractivos de esta novela, que se conocen donde menos uno se lo espera e incluso de una manera tan cotidiana que hace más realista la historia. Quizás su trama puede estar trillada y llena de clichés, pero a pesar de todo ello, he conseguido conectar tanto con la historia, como con sus personajes, y creo que en el fondo eso es lo primordial en una novela. La historia comienza en la actualidad, en donde conoceremos al famoso jugador de fútbol americano Grayson Connors, una estrella que desde que salió de la universidad su carrera se ha catapultado. Todo el mundo le adora, excepto una persona, la única persona que lleva sin ver alrededor de 7 años, la única chica a la que quiso y que encima parece que se la ha tragado la tierra, Charlotte ¿donde está? Pero sobre todo ¿qué ha pasado con ella? Con estos antecedentes, la historia te engancha desde el principio.

Y será conforme avance la trama que nos iremos dando cuenta de cómo el destino juega con ellos, volverá a unirlos en una reunión de antiguos alumnos. Charlotte querrá evitarlo y Grayson solo buscará respuestas. Ambos con muchas preguntas que hacerse, el tiempo ha pasado y ellos no son los mismos ¿que siente ahora Charlotte y Grayson? Esa era una de las preguntas que no podía evitar hacerme a lo largo de la historia. Pero al momento dejaremos de estar en el presente para viajar en el tiempo y conocer cómo comenzó su historia, todo es poco con tal de averiguar cómo fue que acabaron así en el presente. Volveremos a su juventud, y veremos como de primeras Charlotte no quería saber ni la hora de Grayson, pues todo lo que se hablaba de él era que era un mujeriego, un fiestero y mil apodos más, que desde luego como lectores, cuando vamos conociéndole nada tiene que ver y es que Grayson ha cambiado mucho de todas esas habladurías que en un principio se decía de él, y todo por culpa de ese verano. Tengo que decir que cuando supe lo de “ese verano” me pareció muy duro y es que a veces la envidia y los celos, sacan lo peor de una persona, por ello las acusaciones que sufrirá Grayson afectarán a su carácter y a su forma de relacionarse, se podría decir que Charlotte será su primera relación seria.

Me han encantado ambos personajes por separado, pues gracias a las dos perspectivas, ayuda entenderles mejor, sus reticencias, sus inseguridades, miedos pero sobre todo sus sentimientos, y es que ambos se encontraran en ocasiones en encrucijadas, sin saber que camino escoger. Y conforme nos vamos acercando al final, iremos descubriendo que los malentendidos son cada vez mayores y que solo el amor sin una buena comunicación de nada vale, pero desde luego tengo que decir que no me lo esperaba así y es que hay un personaje que me ha engañado totalmente ¿quien iba a dudar de que haría tales cosas? El final es previsible, pero creo que lo importante y lo que me ha gustado de esta novela han sido los salto del pasado al presente y viceversa, ha mantenido esa intriga única, era incapaz de dejar de leer, necesitaba saber que les había llevado a actuar como lo hacen, sobre todo Charlotte. Fue un martes es una novela sencilla y fresca, con muchos diálogos que se lee en apenas una tarde, por lo que es ideal para comenzar el año, ¿os animáis a leerla?


Con que más puedes soñar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...