miércoles, 17 de mayo de 2017

Reseña: El príncipe roto



Buenas noches, preciosos

Ya estoy aquí de vuelta y en esta ocasión os traigo una nueva reseña, uno de los tantos libros que me está dando tiempo a leer en el transporte público ¡Toda una novedad! Pues parece que la fiebre lectora me ha vuelto con unas grandes inmensas. Y tras seleccionar entre todo el montón que tengo de leído, he decidido comentaros mi opinión respecto a las segunda y esperada parte de Los Royal.




La verdad es que tras haberme leído el primero casi de corrido, en este segundo esperaba la misma dinámica absorbente y adictiva, pero la verdad no ha sido todo cuanto hubiera esperado. Tras un final apoteósico en “La princesa de papel”, ahora en el “El príncipe roto” retomamos desde ese final pero en esta ocasión lo haremos desde la perspectiva de él, Reed, veremos cómo afronta su peliaguda situación con Ella, quien por su parte ha tomado una decisión un poco de locura, porque creo que la gente hablando se entiende ¿no? Pero bueno, tenemos que partir que las actitudes tomadas por ambos son totalmente acordes a su edad, quizás demasiado excéntricas pero pasables. 

A partir de ahí, la mayoría del libro se basa en un “perdón” que parece no llegar nunca, en falta de explicaciones y por supuesto de entendimiento, pero no solo por los protagonistas sino por todos en general, envolviendo con ello a la familia Royal y sus más allegados. Descubriendo más sobre el poder que sustentan en un mundo en donde la única moneda de cambio es el dinero. Volveremos a vivir de fiesta en fiesta con sus peleas, con ese tira y a floja, que a pesar de estar acostumbrada, se hace algo pesada en ocasión, demasiadas vueltas para saber cómo acabarán.




Todo este revuelo lo iremos viviendo desde dos puntos de vista, pues a pesar de comenzar con el de Reed, también retomaremos el de Ella. Ahora, si pudiera elegir desde el punto de vista que me gustaría verlo, creo que uno de ellos sería desde el patriarca, Callum, creo que se nos escapan demasiadas cosas al ser la narración de esta manera y más cuando nos vamos acercando al final… Quizás en demasiado resumir, pero creo que lo mejor de esta segunda parte, esa supuesta emoción y expectativas que uno espera  encontrar desde el principio, podemos sentirla en sus últimas 100 páginas. En donde nuevos interrogantes y sorpresas harán que uno se quede pegado a sus páginas, dejando con ello al lector con ganas de más.

Por lo que se puede decir que quitando el final, “El príncipe roto” es un libro que ha bajado de nivel tras su primera parte, pero que tiene muy buen argumento para revivir esta trilogía en su última parte o eso es realmente lo que espero.




1 comentario:

  1. Hola!

    Tengo mucha curiosidad en leer esta saga, creo sin ninguna duda que me engancharían bastante, aunque veo que te ha gustado algo menos que el primero, en sagas así esta claro que siempre hay libros que nos llegan más y otros menos, a ver en que momento puedo empezarlos.
    Besos!

    ResponderEliminar

Con que más puedes soñar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...